La Piel, Sus Tipos y Cuidados

Foto

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y es la encargada de cubrirnos, la cual se encuentra dividida en 4 capas que son:

La epidermis

Está compuesta por 6 estratos que son, germinativo, espinoso, granuloso, lucido, corneo y disyunto. En la epidermis encontramos  queratinocitos  que los encontramos en el estrato corneo, aparte tenemos los melanositos encargados de dar la pigmentación a la piel y se ubican en el  estrato germinativo.
 
La dermis

Esta capa es más profunda y está formada por el tejido conjuntivo donde hay abundancia de colágeno y elastina y aportan a la piel consistencia y elasticidad, esta capa la encontramos dividida en 2 estratos, los cuales son el papilar y el  reticular.

En la dermis encontramos los siguientes componentes:

  • terminaciones nerviosas aferentes
  • vasos sanguíneos y linfáticos
  • folículo piloso
  • glándulas sebáceas y sudoríparas
  • musculo pilo erector

 
La hipodermis

La compone el tejido conjuntivo adiposo y laxo. Sus funciones son de regulación térmica y de movimiento.

Los componentes que la conforman son:

  • nervios cutáneos
  • grasa
  • vasos linfáticos y sanguíneos
  • ligamentos

 
La fascia profunda

Esta capa cubre los músculos para que no se expandan y compriman las venas.


Foto

Tipos de piel y sus cuidados
 
Tenemos diferentes tipos de piel y con características diferentes,  cada piel tiene necesidades diversas, por esto debemos aprender a conocer nuestro rostro y sus cuidados.
El tipo de piel de las personas puede ser  por herencias familiares, por hormonas  o por su estilo de vida.
Tu piel vive en constante renovación por tanto, puede cambiar conforme van pasando los años.
En la adolescencia por lo regular tenemos una piel grasa pero cuando avanzamos a nuestra madurez se va poniendo seca por la pérdida de la humedad.

Los tipos de piel son:

Piel grasa
 
Se muestra una sobreproducción de grasa en la cual podemos ver exceso de brillo, acné, barros y espinillas.
Es notable en la zona T que comprende frente, nariz y mentón.
Sus poros son muy notorios y la grasa se puede ver durante el día o al final del día, una de sus ventajas es que las arrugas aparecen más tarde que en otras pieles por eso recomendamos no eliminar del todo la grasa de nuestra piel.
 
Cuidados para la piel grasa
 
Limpiar, tonificar y humectar la piel en las mañanas y en las noches con productos especiales para combatir la grasa, por ejemplo de limón y lavanda ayudan a  eliminar la grasa  y no permiten el taponamiento de los poros.
Se debe usar protector solar a diario en gel 3 veces al día.
 
Mascarillas caseras recomendadas para piel grasa.
 
Salvia
Hacer una infusión y cuando se encuentre fría revolver con 2 cucharadas de yogur natural y procedemos a aplicar, dejamos la mascarilla aplicada por 15 minutos y luego enjuagamos con abundante agua.
*Se recomienda aplicar 1 vez a la semana.

Mascarilla de avena:

  • 2 cucharadas de avena
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 yema de huevo

Se disuelven hasta quedar en una mezcla homogénea y se aplica y se deja durante 15 minutos. Enjuagar con abundante agua fría.
*Se recomienda hacer 1 vez a la semana.

Piel seca
 
Es más común en pieles maduras, aunque  también se puede ver en pieles jóvenes, esta piel requiere muy buen cuidado porque pierden su humedad muy rápidamente.
Se caracteriza por verse seca, con grietas y escamas sobre todo en el  área de las mejillas, se muestra usualmente muy opaca, sus poros son pequeños lo cual muestran un aspecto muy agradable a la vista.
Una de sus ventajas es que no tiene brillo y acné en su piel. 
Por la falta de humedad se puede perder la elasticidad.
 
Cuidados para la piel seca.

Limpiar, tonificar y humectar todas las mañanas y noches con productos especiales para piel seca, usar protector solar a diario, preferiblemente en  crema 3 veces al día.
 
Mascarillas caseras recomendada para piel seca.
 
Miel
Se aplica con la piel muy limpia y se deja por 15 minutos, luego se debe enjuagar con abundante agua.

Pepino

Triturar la parte blanca del  pepino haciendo una mezcla homogénea, aplicar y dejar actuar por 15 minutos, luego retirar con abundante agua.

Piel sensible
 
En este tipo de piel podemos ver en el área de las mejillas que luce un color rojo o rosa, esto quiere decir que puede ser alérgica a ciertos productos cosméticos, que tiene piel delicada y necesita más cuidados comparada con las demás, es una piel delgada y fina, por esta razón se tiende a romper muy fácilmente sus capilares y venas.
Por ser tan delgada no alcanza a proteger las capas dermis e hipodermis, siendo así una piel hipersensible, por esto debe usar tratamientos equilibrantes para limpiar y fortalecer el cuerpo desde adentro, mejorando la linfa y la circulación. Las personas con este tipo de piel deben tener una alimentación rica en vitaminas como la E y la C.

Cuidados de la piel sensible.

  • Usar productos naturales, dermatológicos, que sean hipoalérgicos y no usar fragancias artificiales.
  •  Hidratar profundamente las zonas donde más vemos ruptura de venas.
  • Usar protector solar de factor alto.
  • No usar  agua ni muy fría, ni muy caliente.

 
Mascarillas caseras
 
Mascarilla de zanahoria

  • 2 zanahorias cocidas
  • 2 cucharadas de miel

Mezclar hasta formar una pasta, aplicarla en el rostro y dejarla actuar durante 15 minutos, luego enjuagar con abundante agua.

Mascarilla de Avena

  • 2 cucharas de yogur
  • 2 cucharas de avena

Mezclar hasta formar una pasta y aplicar hasta que se seque, luego enjuagar con abundante agua tibia.
 
Piel normal
 
Es una piel muy firme y suave y permanece constantemente hidratada, no presenta grasa en exceso,  su textura es color mate, que quiere decir que no es ni grasa ni seca, sin embargo, esta piel debe tener un cuidado básico porque con la edad pierde su elasticidad y humedad.
 
Cuidados para piel normal.

  • Limpiarla mínimo una vez al día
  • Consumir abundante agua y  buena alimentación
  • Descansar lo suficiente
  • Hidratar profundamente

Foto

Mascarillas para piel normal
 
Picar las siguientes frutas en cantidades iguales: fresas, melocotón y melón
Triturar hasta  obtener una pasta, aplicar en el rostro y el cuello, dejar actuar por 20 minutos, luego enjuagar con agua fría.

Germen de trigo
50 gr. de miel de abejas
40 gr. de germen de trigo
Mezclamos hasta hacer una pasta, aplicamos en el rostro por 5 minutos y luego enjuagamos con agua tibia.​

​Para tener un correcto cuidado de su piel, debe identificar muy bien cuál es su tipo de piel, de acuerdo a la descripción que hicimos anteriormente y realizar los cuidados recomendados.


Otros Blogs

Los Chakras

Según el hinduismo los chakras son los centros de energía